La Talasoterapia de los romanos

Si nos recorremos el paseo marítimo que bordea la popular playa de San Lorenzo, en Gijón, llegaremos a lo que actualmente es el Museo de las Termas, es un museo muy curioso que se ha creado para preservar y difundir la construcción de unas antiguas termas romanas, una casa de baños que fue construida entre los siglos I y II después de Cristo y cuyo estado de conservación nos permite conocer los gustos y costumbres de aquella cultura.

El yacimiento de las Termas se encuentra situado en Campo Valdés, en el barrio de Cimadevilla, bajo la explanada que ocupa el frente de la iglesia de San Pedro y cuesta creer que su existencia no haya salido a la luz hasta 1903 y por casualidad, como resultado de unas obras de reforma del alcantarillado.

A los restos del yacimiento se accede por el Museo de las Termas, en el que además, se explica lo que vamos a ver, ya que cuenta con unas cuantas particularidades, por ejemplo, se trata de un complejo termal que fue construido en dos fases, el edificio más antiguo dispone de zonas de distintas temperaturas: una zona fría, una templada, y una cálida; el segundo edificio alberga que una piscina climatizada por medio de un sistema de calefacción subterráneo, destinada a los baños de vapor. También hay otras estancias que fueron siendo añadidas, algunas de las cuales están decoradas con frescos de motivos vegetales y geométricos.

Estas termas fueron los baños públicos de la ciudad de Gigia durante la etapa de la romanización y al excavar sus restos se encontraron multitud de objetos y restos que nos permiten admirar las técnicas constructivas y los usos cotidianos de esta civilización perdida y que se pueden contemplar en el Museo de las Termas.

Marga G.-Chas Ocaña

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *